Diseño web

Hace no mucho leía en los medios que el «gigante» Mercadona preparaba una bolsa de trabajo para más de cuatrocientos empleados y empleadas, mi sorpresa -aunque en realidad no lo fue tanto- fue comprobar que la práctica totalidad de estos nuevos puestos serían ocupados por programadores informáticos y profesionales relacionados con el márketing digital y las nuevas tecnologías. Este dato es un indicativo de hasta qué punto el mundo «online» se ha hecho con los sistemas de comunicación, relación comercial y ventas tradicionales.

 

Tener una web, ya seas un profesional freelance, empresa, pyme, asociación o entidad, ya no es una opción: es una necesidad.

 

Los métodos de búsqueda, selección y adquisición de productos, información y servicios ha cambiado de un modo vertiginoso en los últimos años, esto es innegable, pero: ¿cómo nos estamos adaptando a este nuevo paradigma económico y social? ¿Somos conscientes de que en un corto plazo de tiempo es posible que hasta la tienda de la esquina de tu casa tendrá presencia online?

Con esto llegamos a otro punto: ¿Cómo piensas adaptarte tú, que ahora lees estas palabras, al cambio ya presente en las redes comunicativas y comerciales que afectan desde grandes multinacionales hasta pequeñas pymes y autónomos?

Evidentemente te recomiendo que, si todavía no lo has hecho, comiences a interesarte por tu presencia en la red, comiences a pensar en contratar de forma razonable la creación y desarrollo de tu propia web. Y para ello te voy a dar unos consejos que puede que te sirvan de ayuda:

 

  • En cuanto al precio, evita los extremos. Como se suele decir todo lo que nos resulta demasiado barato suele corresponder a productos de ínfima calidad. Por otro lado, dado el desconocimiento generalizado de muchas personas del mundo del desarrollo web, también existen muchos profesionales y empresas que tienden a «sobrevalorar» la creación de una web, engordando sus presupuestos.
  • La seguridad ante todo. Posiblemente uno de los trabajos con más proyección de futuro será el relacionado con la seguridad digital. A la hora de contratar tu web comprueba en el desglose de características que el desarrollo de tu web incorporará el protocolo mínimo exigible en seguridad web; si lo que tienes entre manos es una tienda virtual entonces debes afinar mucho más a la hora de exigir seguridad.
  • Información antes, durante y después. Puedes y debes exigir estar completamente informado de cuánto, dónde y por qué se va a gastar el dinero que inviertas en tu web, y además deberías poder contar con un soporte de unos meses al menos por si surge algún imprevisto y tu página queda colgada o tiene cualquier problema. Yo personalmente, como desarrollador freelance, ofrezco en todos los paquetes de creación web 6 meses -mínimo- de soporte básico tras concluir el desarrollo de una web, para pequeños imprevistos, problemas internos de codificación, configuración básica, actualizaciones no programadas, etc.
  • Desarrollo y configuración amigable con Google. Hoy día es muy recomendable que el desarrollador web pueda y deba realizar todo el trabajo sin perder de vista la funcionalidad y la adaptabilidad al posicionamiento orgánico de la web, es decir, se debe desarrollar la web pensando en que Google la trate «lo mejor posible».
  • Un buen desarrollo técnico, sí. Pero no olvides el diseño. Las «entrañas» de tu web son lo más importante, pero lo primero que le entra por el ojo a tus visitantes es el diseño: Colores, coherencia con tu marca, imágenes de calidad y visualmente atractivas, estructura fluida y agradable… Puede que haya muy buenos desarrolladores web que no hayan sabido adaptarse al mundo del marketing visual, por lo que sus webs se ven muy desmerecidas por una apariencia desfasada o anacrónica.

 

En definitiva no debemos tomar a la ligera el hecho de crear nuestra propia web, pero tampoco es algo que debas posponer por mucho tiempo si no quieres quedar fuera del mercado vasto y extenso que se abre para ti en el mundo online, que por otro lado, dentro de poco será el único -o casi- existente.

Como diseñador freelance puedo estudiar detenidamente tus necesidades y elaborar un presupuesto personalizado y adaptado a tus necesidades y a las de tu bolsillo.

 

 

Puedes consultar más sobre mi trabajo y solicitar tu presupuesto ahora mismo, te espero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.